PREVENCIÓN: NIÑOS, EDUCACIÓN Y MOVIMIENTO | EFiR
Analizar y valorar de pequeños para prevenir de mayores: PREVENCIÓN. Con el objetivo de que cada vez sean menos las personas, niños y adultos, que tengan que parar su vida, deportiva y social, por una lesión.
PREVENCIÓN, NIÑOS, MOVIMIENTO, EDUCACIÓN
23307
post-template-default,single,single-post,postid-23307,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

PREVENCIÓN: NIÑOS, EDUCACIÓN Y MOVIMIENTO

PREVENCIÓN: NIÑOS, EDUCACIÓN Y MOVIMIENTO

     Analizar y valorar de pequeños para prevenir de mayores: PREVENCIÓN. Con esta frase podríamos resumir la verdadera misión de EFiR,  a través de la investigación y el crecimiento constante, trabajamos en prevención para conseguir la mejor fórmula que nos lleve a conseguir que los niños, después adultos, no dejen de practicar deporte o paralicen su vida por una lesión.

     El autor Gray Cook describe: “first move well, then move often” (primero moveos bien, luego moveos a menudo). A continuación, os explicamos el por qué.

 

 

1- LAS NIÑAS Y NIÑOS QUE MÁS DEPORTE HACEN, NO TIENEN MOVIMIENTO MÁS SALUDABLE QUE LOS QUE NO LO HACEN.

Esta fue una de las conclusiones de la investigación llevada a cabo en el año 2016 por un equipo multidisciplinar, dirigido por María Herrero, miembro de EFiR y formado por Traumatólogos, Fisioterapeutas, Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

El estudio fue realizado con adolescentes del instituto IES Camp del Turia de Llíria y fue publicada por la revista científica The Physician and Sportsmedicine (Herrero M., 2017) con el objetivo de encontrar la fórmula que detecte factores de riesgo de lesión y así poder trabajar en su prevención desde edad de crecimiento (acceso al artículo).

 

2- LAS CARACTERÍSTICAS ANATÓMICAS CONDICIONAN EL MOVIMIENTO.

Nuestra genética marca la forma de nuestro esqueleto y por tanto la forma de nuestras piernas van a condicionar nuestro movimiento durante toda nuestra vida. Por ello, es muy habitual encontrar hermanos con la misma forma de caminar, y muchas veces hermanos con las mismas lesiones.

 

3- ENCONTRAR LA FORMA MÁS SALUDABLE PARA MOVERSE EN BASE A LA ANATOMÍA DE CADA PERSONA.

La estructura ósea de cada persona no puede cambiarse, pero sí hay factores de su movimiento que se pueden educar (imagen 1) con el objetivo de encontrar una forma más saludables de moverse en base a dicha estructura, que no siempre es la que ha adaptado la niña o el niño para hacerlo.

 

Además, factores socio-culturales también la condicionan a que se instaure una lesión, como en el caso de las niñas cruzar las piernas o ponerse tacones desde la adolescencia

 

 

Imagen 1: la hiperextensión de rodillas en bipedestación es un factor educable.

 

 

 

4- VALORAR, ANALIZAR Y PREVENIR

Mediante la valoración de la estática y el movimiento, los fisioterapeutas analizamos posibles características anatómicas y/o formas de moverse que puedan resultar en factores de riesgo de lesión.

Tras detectarlos, se diseña un programa individualizado sobre los pilares del ejercicio y la educación, y que cumplirá con las características de progresión, efectividad y seguridad. Su objetivo será reducir esos factores y así prevenir posibles lesiones.

 

5- AUTOMATIZAR LA FORMA MÁS SALUDABLE PARA MOVERSE DESDE LA INFANCIA

A partir de los 6-7 años, en base a la maduración de cada niña y niño, se puede valorar el movimiento ya que hasta entonces el esqueleto tiene cambios.

Además, durante la infancia el cerebro es muy plástico y por ello es la fase ideal para automatizar patrones de movimiento saludables que se mantendrán para toda la vida previniendo así riesgos de lesión en edad adulta.

 

 

 

     Aunque la PREVENCIÓN no sea un motivo de consulta frecuente en EFiR, seguiremos trabajando para poner nuestro granito de arena en la prevención de lesiones a través de la educación y la valoración, con el objetivo de que cada vez sean menos las personas, niños y adultos, que tengan que parar su vida, deportiva y social, por una lesión.

No Comments

Post a Comment