ME HE ROTO EL LIGAMENTO CRUZADO ANTERIOR
Si te has roto el ligamento cruzado anterior tranquilo, la rehabilitación no te va a doler y en EFiR podemos acompañarte en todo tu proceso de recuperación. Si tienes dudas, quizá esta entrada te resuelva alguna de ellas.
ligamento cruzado anterior, LCA, lesión rodilla, rehabilitación, readaptación deportiva
23296
post-template-default,single,single-post,postid-23296,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

ME HE ROTO EL LIGAMENTO CRUZADO ANTERIOR

ME HE ROTO EL LIGAMENTO CRUZADO ANTERIOR

 Tranquilo/a, no vas a estar solo/a y la rehabilitación no te va a doler.

 

Vamos a resolverte algunas de las dudas que seguro ya te rondan por la cabeza.

 

Vas a tener a varias personas, profesionales de la salud y del deporte, acompañándote en el camino de tu recuperación, como son tu traumatóloga/o, tu fisioterapeuta, tu readaptador/a y tu preparador/a físico/a, si quieres acabar el camino volviendo a tu deporte.

 

Seguro que te han contado que es una lesión muy larga y dolorosa.

 

Por una parte, la rehabilitación no tiene que doler, la movilidad y la fuerza se recuperan adaptando el tratamiento a la persona, siempre, fuera de dolor. Si estás leyendo esto y estás teniendo una rehabilitación dolorosa, te recomendamos (muy mucho) que tengas una segunda opinión con otra/o fisioterapeuta.

 

Por otra parte, la recomendación de la comunidad científica para volver a la competición deportiva es de 9 a 12 meses.

 

Verás que en el camino que hay muchas variables que influyen en “la fecha de retorno”, tanto circunstancias de vida, como diferentes aspectos físicos y de movimiento que trabajarás en tu recuperación y además recuerda: no compites contra nadie en tu recuperación.

 

Sin embargo, esto no quiere decir que vayas a estar 12 meses con dolor, muletas o sin poder conducir, salir con tus amigos, ir a trabajar o jugar con tus hijos.

 

Dentro de que cada persona tiene una evolución, en rasgos generales podemos dividir la recuperación, en cuanto a las actividades de vida diaria que puedes hacer en las siguientes fases:

 

  • De día 1 a semana 6:es la etapa donde más ayuda necesitarás, pero en la que verás que evolucionas más rápido, esas pequeñas mejorías que te darán muchas alegrías en las primeras semanas (“ya puedo apoyar”, “ya estiro la rodilla” o “ya puedo quitarme una muleta”)

 

  • De semana 6 a mes 3:retomarás prácticamente toda tu vida normal menos la deportiva. Es decir, podrás trabajar con normalidad (en la mayoría de los trabajos), habrás empezado a conducir y nadie notará que estás operado/a de ligamento cruzado anterior, ni que estás en rehabilitación a no ser que enseñes tu cicatriz (imagen 1) o digas que te vas a rehabilitación.

 

 

     

Imagen 1: cicatriz con injerto HTH: hueso-tendón-hueso.

 

 

  • De mes 3 a mes 6: es la meseta, te dará la impresión de que no avanzas, pero vaya si avanzas! Empezarás a hacer tareas enfocadas a retomar tu deporte, la primera vez que correrás y saltarás, son los primeros pasos de tu readaptación deportiva.

 

  • De mes 6 a tu vuelta a la competición: creerás que ya estás para competir pero no, es demasiado pronto en cuanto al proceso de curación biológica de tu nuevo ligamento se refiere. En estos meses perfeccionarás tu movimiento deportivo, es decir, podrás trabajar aquellos factores de riesgo de lesión que son modificables (imagen 2) , y que han podido llevarte a la lesión para reducir la probabilidad de volver a lesionarte, a la vez que recuperas la condición física y los gestos deportivos específicos para tu deporte. 

 

 

En cada una de las fases dedicarás mucho tiempo a tu rodilla, y a tu cuerpo en general, realizando ejercicios tanto en casa como en el centro, pero tranquilo/a tendrás objetivos a corto y medio plazo, que mantendrán tu motivación al día;   todos a los que nos gusta el deporte sabemos lo que disfrutamos al conseguirlos. Como ves, tu vas a ser el protagonista de tu recuperación.

 

Ya para terminar, como te habían contado, es un camino largo pero como empezábamos, no vas a estar solo/a. En EFiR, somos Fisioterapeutas, Readaptadores y licenciados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, por lo que podemos acompañarte en todo el proceso, desde el día 1 (o mejor, desde el pre-operatorio) hasta la vuelta a la competición, o también empezar en fase de readaptación y trabajar hasta que el/la preparador/a físico/a de tu equipo pueda continuar el trabajo.

 

Cuando quieras, estamos aquí para ayudarte, resolver el resto de dudas que puedas tener y comenzar tu recuperación, formando parte de esta pequeña-gran familia de “Personas EFiR”.

 

Imagen 2: trabajando aspectos de movimiento modificables para reducir el  riesgo de una nueva lesión.

 

No Comments

Post a Comment